Dermatología Estética: Peeling

Peeling

El peeling químico es una herramienta que se utiliza para el rejuvenecimiento facial.

Sirve para arrugas finas, manchas: como lentigos y melasma, cicatrices, acné, cerrar poros.

Los peeling más utilizados son el ácido salicílico, ácido retinoico, mandélico, fenol, ferrulac, entre otros.

Es la aplicación de una sustancia irritante sobre la piel para producir una queratólisis o queratocoagulación con des­trucción de la epidermis y parte de la dermis, que serán reepitelizados con formación de nueva epidermis y tejido conectivo. Esto se realiza por la regeneración del epitelio a partir de las unidades pilosebáceas. Con estimulación de producción de fibroblastos y colágeno.

Se debe realizar una preparación prepeeling para mejores resultados y los cuidados postpeeling son evitar exposición solar y utilizar protectores solares de factores altos. Por posibles hi perpigmentaciones, utilizar hidroquinona, ácido glicólico u otros despigmentantes.

Como contraindicaciones están infecciones bacterianas activas, herpes simple, embarazo, antecedente de cicatriz queloide, estar en tratamiento con isotretinoina y el estrés.